• Alesco

El Bioterio del Garrahan fue remodeado y cuenta con certificación de la ANMAT


El Bioterio del Hospital Garrahan fue remodelado y equipado en pos de sostener un desarrollo cientifico de alta calidad acorde a los estándares internacionales. Además, recibió la certificación de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnologia Médica.


El Bioterio del Garrahan concluyó su remodelación con la adecuación de espacíos y la instalación de equipamiento nuevo como monitores de ultima generación, iluminación led y sistemas de climatización. Estas obras y la reciente certificación de la ANMAT, son fundamentales para el trabajo de los y las profesionales que se desempeñan allí y para el desarrollo científico y tecnológico del hospital y de la comunidad científica.


El bioterio funciona desde 1989 y es uno de los pocos instalados en un hospital público. Realiza procedimientos de investigación y educativos utilizando animales de laboratorio, bajo normas vigentes y seguras. Basándose en la medicina translacional, los conocimientos que se obtienen de la invetigación cientifica se transladan y aplican al tratamiento de los y las pacientes del Hospital.


La obra concretada permite por ejemplo, evitar contaminaciones cruzadas, separando áreas sucias de limpias. Además, hay una sala de microcirurgía y un quirófano doble con una cámara y dos monitores de última generación, dos lupas microscópicas, dos lámparas cialíticas con luces led, una sala postquirúrgica calefaccionada y acondicionada segùn las necessidades, y racks de última tecnología.

En esta línea, la certificación que se adquirió de la ANMAT afirma que el espacio cumple con la Disposición 6344/96 garantizando el bienestar de los animales de laboratório y la seguridad del personal.


Marcelo Asprea, jefe del servicio, afirmó: "Hay muy pocos lugares certificados en Argentina. Este es un logro para acercarse a lo ideal, ya que aún no hay normativas en el país" En el 2014, el Bioterio ya había sido avalado por el Ministerio de Ciencia, Tecnologia e Innovación Productiva y pasó a formar parte del Sistema Nacional de Biotérios (SBN).


El Bioterio comenzó sus actividades con transplantes hepáticos y pulmonares y, con los años, diversos servicios fueron incorporandose para avanzar en tratamientos, ya sean quirúrgicos o no. Se trabaja con ratas, ratones, conejos y cerdos y el personal del sector participa en diversas capacitaciones en nuevas técnicas de docencia y entrenamiento sin el uso del animal de laboratorio. Se incorporaron práticas como simulación quirúrgica, uso de arterias criopreservadas y tejidos preservados, entre otras cosas.


Asprea explicó: "Sabernos que hay un cambio de paradigma en la sociedad, pero hay cosas que son irreplazables en la investigación. Se busca substituir lo que se pueda por modelos no animales o bajar la escala filogenética". Además, agregó que "el impacto del beneficio en la salud humana que tiene la medicina translacional justifica el Biotério".

3 visualizações0 comentário